Albóndigas de avena

Esta receta es el resultado de estar a fin de mes, con la nevera vacía y con mucha hambre. Estaba buscando algo que hacerme para cenar hasta que encontré un paquete de avena y pensé: ¿qué puedo hacer con ella? Y me puse a buscar recetas de albóndigas de avena por internet, pero enseguida desistí ya que mirara la receta que mirara, me faltaban la mitad de los ingredientes. Así que decidí lanzarme a la aventura y crear la mía propia. Tanto las albóndigas como la salsa quedaron buenísimas. Tan sólo disponía de una cebolla para hacer alguna salsa y la combinación fue inmejorable, así que os animo a probar mis albóndigas de avena veganas que están para chuparse los dedos.

ALBÓNDIGAS DE AVENA

Ingredientes:

1 vaso de copos de avena
medio vaso de agua caliente
2 dientes de ajo
1 cebolla mediana-grande
2 pellizcos grandes de sal
1 cucharilla de pimentón picante
1 cucharilla de ajo en polvo
1 cucharilla de albahaca
2 cucharadas colmadas de maicena
4 cucharadas colmadas de pan rallado
harina de trigo
1/2 pastilla de caldo vegetal
aceite de oliva

Preparación:

Echar los copos de avena en un bol junto con medio vaso de agua muy caliente, revolver bien, tapar y reservar.

Picar el ajo y 1/4 de cebolla finamente, pochar con un poco de aceite y añadir a la avena.

Añadir la sal, el ajo, pimentón y albahaca y mezclar todo bien con un tenedor.

Añadir la maicena y el pan rallado y amasar hasta que queden todos los ingredientes bien mezclados. Si la masa está demasiado húmeda y pegajosa, añadir un poco más de pan rallado hasta obtener una masa compacta que no se pegue en las manos.

Echar un poco de harina en un bol vacío. Ahora se van formando bolas con un diámetro de unos 3 cm y se echan al bol con la harina, rebozándolas bien para que queden cubiertas uniformemente.

Calentar una sartén a fuego rápido con abundante aceite y echar las albóndigas. Dejar que se doren rápidamente y pasar a una cazuela, donde las reservaremos.

En el mismo aceite en el que hemos dorado las albóndigas, que estará ahora mezclado con harina, pochamos el resto de la cebolla, previamente picada, hasta que quede dorada.

img_6402

Una vez dorada, añadir un vaso de agua, media pastilla de caldo vegetal y llevar a ebullición. Dejar hervir a fuego lento un par de minutos y pasar la salsa por un pasapuré por encima de las albóndigas que habíamos reservado en la cazuela. Revolvemos bien para que quede una salsa uniforme y que cubra todas las albóndigas, y lo cocinamos todo junto a fuego lento durante 10 minutos, vigilando que no se peguen las albóndigas al fondo de la cazuela.

Y ya está listo para servir. ¡A disfrutar!

img_6406


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s