Propósitos de Año Nuevo

Mi lista de propósitos para el año 2017 llega unos días tarde, pero empezar el año trabajando y con gripe no ha ayudado. La he ido elaborando según me han ido viniendo ideas a la mente, porque ¿a quién no le ha pasado que tiene un millón de ideas, pero a la hora de ponerse a escribirlas, de repente no se acuerda de ninguna? A mí me pasa, por lo que puede que esta entrada vaya aumentando/cambiando según se me vayan ocurriendo más cosas.

Estos son algunos de los propósitos que me hago todos los años. Tal vez al hacerlos públicos esta vez me obligue a cumplirlos. ¿Al menos alguno de ellos?

Ir al dentista. Así de simple. No he visitado al dentista en mi vida. Ni una sola vez. Tal vez vaya siendo hora. No es que tenga los dientes mal, pero más vale prevenir que curar. El pánico a médicos, dentistas, etc, me ha impedido hacerlo antes. Este es el año en el que debo enfrentarme a miedos irracionales.

Sacarme el carnet de conducir. Es algo que lo tengo pendiente desde siempre, pero nunca me decido. Nunca es el momento. Nunca estoy dispuesta a hacer un desembolso de dinero tan grande. Este es el año.

Comprar un coche. Por supuesto, esto sólo puede ocurrir si mi propósito anterior se cumple.

Escribir un libro. Ideas no me faltan. Tengo una novela a medio terminar, un libro de poemas pendiente por editar, un libro de recetas que me gustaría crear…

Llevar una dieta basada en plantas sin alimentos procesados. A pesar de llevar un estilo de vida vegano, como muchos alimentos procesados y bastante cuestionables para la salud. Me gustaría aprender más sobre nutrición basada en plantas y mejorar mi forma de alimentarme.

Realizar al menos 5 horas de ejercicio activo a la semana. Porque por mucho que me gustaría realizar ejercicio pasivo, soy consciente de que nadie va a venir a realizarlo por mí. Así que voy a hacer un gran esfuerzo por dejar de ser tan vaga y ponerme un poco las pilas. No voy a apuntarme a un gimnasio ni nada por el estilo, porque los años me han demostrado que no me gusta y que soy una de esas personas que mantienen los gimnasios: pago, pero no voy. Lo que voy a hacer es más de lo que me gusta, pero que llegado el momento me da pereza: salir a andar, ir al monte, hacer snorkel…

Viajar fuera de España. Hace años viajaba muchísimo. Me pasaba el día con la mochila/maleta a cuestas. Aprovechaba la más mínima oportunidad. Ahora hace tiempo que no voy a ningún sitio. La pereza, mezclada con un miedo a volar que va en aumento y una solvencia económica complicada, han hecho que deje de viajar. Este año quiero salir de España. No sé a dónde. Por supuesto, me gustaría ir a Nepal, un sueño de hace muchos años, pero me conformo con ir a Francia…

Digitalizar fotos. Otro asunto pendiente desde hace años. Me encantaría tener todas mis fotos clasificadas, archivadas y seguras en un disco duro. No sé por qué esta tarea me da tanta pereza. Al final no es más que pasar una tarde abriendo y cerrando el escáner y, de paso, recordando viejos tiempos. No puede ser tan malo…

Hacer álbumes de fotos. Digitales, por supuesto. No quiero añadir más objetos a mi vida, aunque sea un álbum de fotos. Me gustaría colgar mis álbumes de fotos en alguna página como Flickr o similar. No para que el mundo las vea, sino para yo poderlas tener disponibles en internet desde cualquier lugar del mundo, sin necesidad de llevar el disco duro encima.

Ordenar fotos del ordenador y hacer copias de seguridad. Tengo una carpeta única con miles de fotos, literalmente. Tarda siglos en cargarse de todo lo que pesa. Necesito organizarla, dividirla en álbumes, copiarlas a un disco duro y disfrutar de ellas.

Diseñar una agenda. El año pasado me propuse diseñar una agenda vegana para el año 2017. ¿Tú la has visto? Yo tampoco. Este año tengo que diseñar una agenda para el 2018. ¿Por qué? Porque me apetece y me parece idea buena y necesaria.

Ir al concierto de Año Nuevo en Viena. Si por mí fuera, iría ahora mismo, pero no depende de mí. Las entradas van por sorteo, así que todo lo que puedo hacer es apuntarme al sorteo y esperar.

Leer 50 libros. El año pasado me propuse leer 50 libros en el reto de Goodreads y no lo conseguí. Empecé muy fuerte, pero me fui desinflando. Mi elección de libros malos con títulos raros no ayudó. Este año me propongo conseguirlo y superarlo.

Escribir 200 entradas en el blog. Porque tengo miles de ideas y me encantaría materializarlas. Y porque me niego a que este sea un blog más de esos que empiezo con muchas ganas y abandono tras 10 entradas para no volver jamás.

Aprobar 36 créditos o más de la universidad. Hace casi 6 años se me ocurrió la genial idea de estudiar una carrera y ahora, a poco de acabarla, mi motivación está por los suelos. He cogido una fobia a la universidad que no es normal. Me quedan 66 créditos teóricos de los cuales quiero quitarme 36. Sé que debería proponerme quitármelos todos, pero seamos realistas, no lo voy a hacer y el sólo hecho de pensar en ello me crea muchísima ansiedad, así que… ¿por qué no ir poco a poco?

Escribir todos los días. Hace años escribía sin parar. Con la llegada de internet, teléfonos móviles y demás he ido perdiendo esa costumbre. Quiero recuperarla. Me propongo escribir todos los días, ya sea en el blog, uno de mis libros o un diario. Escribir unas líneas al día. Aportar mis palabras al mundo, no limitándome a ser una mera consumidora de palabras ajenas.

Podría escribir muchísimos más propósitos, pero el año sólo tiene 365 días y si consigo realizar todos estos, puedo darme por satisfecha, así que ahora… ¡manos a la obra!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s